MERECES: NUEVO VÍDEO POEMA EN CANAL DE YouTube

   Poemas y vídeos  


Mereces ser el primer pensamiento del día de alguien

que se sienta invencible al ver tu imagen.



Mereces que te pregunten cuál es tu miedo

y te lo calmen.



Mereces que te regalen una risa y no que te la exijan.



Mereces poder llorar sin juicio alguno y que le devuelvan a ese llanto una caricia.



Mereces vibrar hasta que el sexo sin fecundar, cree vida.



Mereces que te besen los defectos hasta vestirlos de virtudes.

O mejor, mereces que te los desnuden.



Mereces que no te comparen.

Con nadie ni más guapo, ni más listo, ni más rico, ni más fuerte, ni más alto.

Mereces que te cuiden y te hagan sentir el ser más deseado.



No, no pides tanto.



Mereces que te amen total y honestamente.

De arriba a abajo.

De Este a Oeste.

Por cada poro.

De pie a cabello.

Desde tus pisadas a tus pensamientos.

Desde la distancia y desde el recoveco.



No lo dudes, te lo mereces.



Mereces que no te llenen de egoísmo.

Que no te quieran en la soledad y te releguen en la alegría.



Mereces que no te llenen de palabras vacías.

Que no te prometan mientras desean otras cosas.

Que no te prometan mientras desean a otras personas.



Mereces que te defiendan.

Que hagan suyas tus derrotas.

Que hagan vuestras sus victorias.



Mereces que se pongan en tu piel.

Que sientan cómo afectan las acciones

cuando suceden a la inversa.



Mereces que no te culpen de las carencias ajenas.



Mereces que alguien sienta

que jamás podría hacerte daño...

y cuando llegue el momento, no lo haga.



Simplemente,

mereces no tener que pedir lo que mereces.



Porque,

no, no pides tanto.



Mereces no jugar a: “estoy enamorado”

y a los dos días, a: “perdón, me he acomodado”.

No pides tanto.



Mereces intentar tocar el infinito

en trabajos, en proyectos, en anhelos, en descansos, en viajes, en orgasmos.

Simplemente, intentar tocar el infinito acompañado

de alguien que te quiera sin rechazos.

No, no pides tanto.



Mereces que si llegara el caso, alguien diera la vida por ti

y tú dieras la vida por alguien sin dudarlo.

No pides tanto.



Mereces que cada mañana abran tus labios antes que tus ojos.

Reposes en un pecho antes que en tus obligaciones.



Mereces,

que te amen con parpadeos.

Que te deseen los buenos días con miradas fijas.

Que te hablen del tiempo con la lengua de los ojos entreabiertos,

de la “lágrima-mejilla-resbaladiza”.



Que te eternicen con medias sonrisas.



Mereces,

Que un mismo horizonte permanezca inmóvil, aunque salga tu sol y el de otro se ponga.

Aunque tu mar esté en calma y el de otro se rompa.



Sí,

eso mereces

y

no,

no pides tanto.



Porque cada día es un nuevo día

y lo que no mereces,

te lo aseguro,

se lo llevarán también las olas.




Comentarios

Entradas populares de este blog

(_X) - Poema y vídeo

HOY NO HE NACIDO PARA ESO: Poema y vídeo

SANT JORDI DE NADAL 2020: VIAJA CONMIGO POR EL POETRY SLAM DE LA MANO DE TRESC CULTURA